renace de las cenizas

¿Qué comeremos en Marte?

Publicado: 2012-06-19

Nota tomada de: Diario de Gastronomía

La prestigiosa Universidad de Cornell, en su campus del estado de Nueva York, está llevando a cabo un proyecto denominado ‘Hi-Seas’, un estudio que pretende ayudar a construir una estrategia válida para alimentar una supuesta colonia humana que pudiera ser establecida en el planeta Marte.

Según un artículo firmado por Paul Adams en la publicación estadounidense Popular Science, el proyecto analiza la energía y recursos necesarios, así como los parámetros nutricionales, contemplando a su vez la hipótesis de permitir que los astronautas puedan elegir entre un amplio surtido de alimentos organolépticamente sabrosos y que ellos mismos sean capaces de preparar su propia comida, lo que supondría una significativa mejora de su moral.

Una semana cocinando en Marte

En el Aula de cocina, nueve alumnos de élite se preparan para una misión espacial simulada, aprendiendo a cocinar en Marte durante toda una semana. La lección correspondiente al día de la realización del reportaje trata sobre como hornear pan y pizzas, partiendo de cero.

El estudio culminará el próximo año con una rigurosa misión durante la cual los astronautas –seis alumnos seleccionados de entre los nueve que conforman el proyecto– pasarán 120 días aislados en un hábitat ‘marciano’ simulado en Mauna Kea, una montaña volcánica situada en Hawai, sin rastro de vegetación, cocinando y comiendo exclusivamente alimentos deshidratados y de larga duración con la única ayuda de sus propias habilidades y las recetas que ellos mismos han desarrollado a lo largo de este curso de una semana.

Menú: desde pollo liofilizado a mantequilla centrifugada

De momento, la cocina de la Universidad de Cornell está abarrotada de todo tipo de ingredientes ‘listos para servir’: carne y piezas de pollo liofilizadas, queso rallado también liofilizado de diversos tipos, frutas y hortalizas deshidratadas, especias en polvo, algas, agar-agar y una mantequilla concentrada y centrifugada a la que se le ha eliminado toda la humedad.

Estos ‘sugerentes’ bocados, todavía en desarrollo, serán con los que la supuesta futura tripulación tendrá que intentar alimentarse creativamente durante cuatro meses.


Escrito por

La mula

Este es el equipo de la redacción mulera.


Publicado en